Está En La Palabra De Dios

Está En La Palabra De Dios
Lectura: Salmo 119:25-32

“Por el camino de tus mandamientos correré, cuando ensanches mi corazón”.
Salmo: 119:32

Con todo lo optimista que soy (puedoencontrarle el lado bueno a casi todo), también sé que la vida puede ser un lugar oscuro y solitario.

He hablado con adolescentes, con un padre o una madre, cuya ira hace que el trayecto a casa después de la escuela sea un viaje lleno de miedo.

Conozco a personas que no pueden salir de la depresión.

He pasado una considerable cantidad de tiempo con otras personas que, al igual que mi esposa y yo, estamos soportando la vida tras la muerte súbita de un hijo.

He visto lo que la pobreza incesante les puede hacer a  las personas en todo el mundo.

A pesar de saber que existen estos panoramas, no me desespero.  Sé que hay esperanza en Jesús, que la guía viene por medio del Espíritu y que el conocimiento y el poder se encuentra en la Palabra de Dios.

Las palabras del Salmo 119 nos dan aliento. Cuando nuestra alma está abatida hasta el polvo, podemos ser vivificados según la Palabra de Dios. Cuando nuestra alma está deshecha de ansiedad, podemos ser sustentados por Su Palabra (v 28). Cuando la mentira nos amenaza, podemos seguir la verdad de Su Palabra (vv.29-30). Nuestro corazón puede ser liberado por los mandamientos de Dios (v.32).

¿Te están abrumando las exigencias de la vida? Si es así, puedes encontrar esperanza, guía y conocimiento que te pueden ayudar. Se encuentran en la Palabra de Dios.  (Copiado de Nuestro Pan Diario, 15 de enero de2010).

La Palabra de Dios produce muchos beneficios, pero necesitamos apropiarnos de ella.  Debemos leerla, meditar en ella, creerla, aplicarla a nuestra vida y compartirla con otros.

Una Biblia leída da como resultado un alma bien alimentada.